Martí Anglada asegura que “el Rey llamó a Volkswagen para pedirle que se fuera de Catalunya”


El delegado del Govern en Francia, Martí Anglada, asegura que el rey Felipe VI llamó en persona a Volkswagen para pedir a la empresa que se marchara de Catalunya. Así lo ha revelado en una entrevista a la cadena francesa Cnews, donde ha lamentado la actitud del monarca y ha considerado que “ha quemado su capacidad de mediación”.

En esta línea ha criticado el posicionamiento del ejecutivo español que asegura “quiere aplicar un artículo 155 salvaje” y ha advertido que se trata de una medida de dudosa legalidad. “Si nosotros estábamos fuera de la ley, ahora todo el mundo está fuera de la ley”, ha remarcado al delegado del Govern. Al mismo tiempo ha insistido en que la Generalitat siempre ha estado dispuesta a negociar y que es el gobierno español “el que no quiere”. Por todo ello se ha mostrado a favor de “declarar la República catalana y convocar automáticamente elecciones constituyentes”.

 

“No entiendo la inteligencia del Rey y la inteligencia del gobierno que le ha impulsado a decir todo eso”, ha comentado Martí Anglada. Así se ha preguntado: “¿Quién es el que ha llamado Volkswagen y Seat para hacer que se fueran de Barcelona? Ha sido el rey en persona quien ha llamado para decirles por favor que se vayan”, ha lamentado.

Anglada ha asegurado que el presidente español, Mariano Rajoy, “quiere neutralizar el Parlamento y convocar elecciones” y ha dicho que estos comicios “son como unas elecciones después de un golpe de estado”.

Por su parte, la empresa Seat ha rechazado hacer valoraciones sobre estas declaraciones. Fuentes de la compañía han explicado que siguen de bien a cerca de la actualidad política catalana y española, pero no han confirmado ni desmentido haber recibido ningún tipo de presión para trasladar su sede social fuera de Catalunya. Sin embargo, la semana pasada, el presidente del comité de empresa de Seat Martorell, Matías Carnero, reconoció, al medio vasco EITB, que han recibido “presiones políticas y monárquicas” para cambiar la sede social.

El Nacional.cat