La odisea laboral de los camareros de La Moncloa se amplía a cuarteles militares


Varios trabajadores contratados en instalaciones de Defensa en Andalucía sufren impagos y no pueden percibir el subsidio de desempleo.

La odisea laboral de los camareros de La Moncloa se amplía a cuarteles militares
La odisea laboral de los camareros de La Moncloa se amplía a cuarteles militares / LI

La treintena de trabajadores afectados por los impagos de la empresa que servía la comida en el Palacio de la Moncloa no son los únicos. Tras conocerse los problemas que están sufriendo los camareros y cocineros que trabajaban en el servicio de restauración de Presidencia del Gobierno, los problemas se reproducen ahora para empleados destinados en cuarteles militares. Y es que la empresa que está provocando esta situación también fue contratada por el Ministerio de Defensa para servir los alimentos en varias instalaciones militares ubicadas en Andalucía.

A los 33 camareros afectados por la situación límite en La Moncloa se suman ahora 17 trabajadores, la mayoría de ellos mujeres, que han trabajado en complejos militares de Cádiz. Se trata de empleados del Centro de Formación de Tropa número 2 de Camposoto, Acuartelamiento Cortijo Buenavista de San Roque, Acuartelamiento de Punta Camarinal en Tarifa, el de Charco Redondo en Los Barrios o el de Adalides en Algeciras, por citar los más importantes.

Son trabajadores que llevan incluso más tiempo sufriendo los problemas de Dulcinea Nutrición, que es la empresa a la que contrató tanto el Ministerio de Defensa como el de Presidencia para desarrollar este servicio que no se está prestando. Cuentan su situación a La Información: “Llevamos seis meses sin cobrar, desde julio, y el 1 de octubre cerraron los comedores de los cuarteles; nosotros íbamos allí a trabajar pero no nos dejaban entrar”. Se han quedado en calle, en edades complicadas y sin una explicación ni de la empresa ni de la administración: “Llamamos a Dulcinea pero ni nos cogen el teléfono”. Es una situación idéntica a la de sus compañeros de Moncloa.

De la noche a la mañana se quedaron sin su trabajo y con varias nóminas sin pagar. Para más inri el pasado martes recibieron un mensaje de la Seguridad Social en el que se les comunicaba que la empresa les había dado de baja (que no despedido). Acudieron a la oficina de empleo y les noticiaron que la empresa que les contrató no había enviado toda la documentación, denuncian. Conclusión: tampoco pueden cobrar el subsidio de desempleo.

Más de una veintena de contratos con Defensa

El Ministerio de Defensa ha adjudicado más de una veintena de contratos de catering a Dulcinea Nutrición, la empresa que está dejando a decenas de militares sin servicio de restauración en Andalucía y que también ha bloqueado el servicio de comedor en Presidencia del Gobierno. Y no es el único departamento del Gobierno que ha recurrido a sus servicios. Este mismo año, por poner solo un ejemplo, el Ministerio de Trabajo contrató por más de dos millones de euros a la firma para el servicio de comidas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta.

Los afectados por la situación en los cuarteles gaditanos llevan meses reclamando una solución. Según explican han podido hablar por teléfono en dos ocasiones con la propia ministra en funciones, Margarita Robles. Lo hicieron tras salir a la calle a protestar y pedir “Margarita no nos dejes sola“. Aseguran que la titular de Defensa les transmitió su apoyo y que les insistió en ambas conversaciones que aunque “podía hacer poco” iba a intentar solucionar su situación.

La odisea laboral de los camareros de La Moncloa se amplía a cuarteles militares
La odisea laboral de los camareros de La Moncloa se amplía a cuarteles militares / LI

 

También han podido hablar con Pablo Iglesias. Lo hicieron durante un viaje del posible vicepresidente del Gobierno a Cádiz durante la campaña electoral. Le trasladaron su situación y se comprometió a intentar hacer algo. Y con Teresa Rodríguez, la líder de Podemos en Andalucía, que les donó el importe de su baja por maternidad: 8.640 euros.

Mientras esto sucede en La Moncloa el equipo de Presidencia ya ha tomado la iniciativa de contratar de forma temporal a una empresa que se encargue del comedor del complejo. La pasada semana Presidencia licitó de urgencia un contrato para que una empresa de catering se haga cargo de este servicio que ahora está paralizado. Será un acuerdo de apenas mes y medio, hasta que se firme un acuerdo con una nueva compañía. La firma deberá ofrecer un menú diario: 169 de lunes a jueves, 58 los viernes y 18 los sábados y domingos. En total, durante los 45 días del servicio, se deben servir 5.127 menús.

El menú que se sirve en Moncloa

Según el pliego de condiciones del nuevo contrato del catering, el menú que cada día se sirve en Moncloa se compone de un primer plato (verdura, legumbres, pasta, sopas o ensalada), un segundo (carne de ternera, ave o cerdo, o pescado), un postre (fruta o yogur), pan y bebida (agua, refresco, vino o cerveza).

Mientras tanto los 33 empleados afectados siguen sin tener una solución al limbo burocrático en el que se encuentran. Se plantean varios escenarios para ellos. Una posibilidad es que Dulcinea se declare insolvente y puedan ir al Fogasa. Otra opción es que se les aplique un ERTE. Incluso se plantean demandar a la compañía. Su situación, insisten, es “límite”. Y en plenas Navidades. Hay incluso afectados que se han plantado a las puertas de Moncloa para pedir hablar con Pedro Sánchez. No han tenido éxito.