La Plataforma en defensa del Memorial del Cementerio del Este exige a Almeida que deje el memorial como se planteó


Nombres de los 3.000 fusilados al comienzo de la dictadura en el memorial de la Almudena
Nombres de los 3.000 fusilados al comienzo de la dictadura en el memorial de la Almudena (Foto: Chema Barroso)

El memorial en recuerdo a los fusilados durante el Franquismo del Cementerio del Este sigue siendo protagonista. Este sábado, un grupo de personas, miembros de colectivos por la memoria histórica, han acudido de nuevo al lugar donde se halla el memorial a medio construir -el Consistorio de Almeida paralizó el proyecto de Manuela Carmena- para recordar a estas personas que fueron fusiladas en las tapias del cementerio.

El pasado miércoles podía verse la inscripción que se encuentra grabada sobre la piedra, tras meses vallado y cerrado al paso: “El pueblo de Madrid a todos los madrileños que, entre 1939 y 1944, sufrieron la violencia por razones políticas, ideológicas o por sus creencias religiosas. Paz, piedad y perdón”. Ahora, el nuevo Ayuntamiento, pretende reconstruirlo y modificar el proyecto del anterior equipo de Gobierno para crear una obra que “unificará el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos”.

Desde la Plataforma en defensa del Memorial del Cementerio del Este han querido emitir un comunicado ante la resignificación de este memorial y llevar este sábado los nombres de todos aquellos que murieron en ese lugar, víctimas del Franquismo.

“El pasado 18 de Noviembre, el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid arrancó las lápidas con los nombres de cerca de 3.000 personas ejecutadas en los primeros años de la dictadura en el Cementerio del Este. La colocación de las placas fue paralizada el 17 de julio, cuando la obra estaba prácticamente finalizada. La retirada, que provocó serios daños en algunas de las lápidas, supuso una nueva humillación y la revictimización de los familiares de los asesinados, que llevaban décadas esperando el reconocimiento de la democracia a personas que fueron asesinadas por defender los valores democráticos, derechos, libertades, y justicia social representados por la II República española”, destacan.

Consideran “inadmisible que se anteponga el argumentario franquista al reconocimiento debido a sus víctimas, frente a la defensa de los valores universales por los que fueron masacradas y a la imprescindible reparación a sus familiares”, y reprochan al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que “profane los nombres de quienes pagaron el más alto precio por defender la libertad”.

Fotos de Chema Barroso:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Exigimos la inmediata reversión del proceso, procediéndose a la reconstrucción del Memorial conforme al proyecto original, y que el Sr. Martínez Almeida pida disculpas públicas en nombre del Ayuntamiento de Madrid, a los familiares de las víctimas y al conjunto de la ciudadanía“, añaden.

Ante las losas de piedra donde ya se encontraban instaladas las placas con los nombres, han colgado con pinzas folios con los 3.000 nombres de los asesinados y varias banderas republicanas.

Madrid diario