Ante la legislatura que comienza, comunicado de Socialismo Mostoleño


España ya tiene gobierno efectivo de nuevo. Es el primer gobierno de coalición en el ámbito nacional desde la restauración de la monarquía parlamentaria en 1978 y es, además, un gobierno de centro-izquierda progresista, por lo que muchas voces en la izquierda se han apresurado a festejar este evento como si de un gran avance revolucionario se tratase.

Pero si bien los aullidos y lamentos de las derechas nacionales pueden endulzar la noticia entre las izquierdas, debemos recordar que este gobierno no es el que necesita la clase trabajadora, sino un gobierno “del mal menor” frente a una derecha echada al monte y que está alcanzando niveles de exaltación inéditos en los últimos treinta años. Así, hemos podido asistir a llamamientos abiertos al transfuguismo, a la rebelión militar e incluso el anuncio de fusilamientos de adversarios políticos “si hace falta” sin la más mínima consecuencia legal.

Este gobierno, que nace tocado de inevitable inestabilidad a causa de lo amplio de su base, no puede ser enfocado más que un “balón de oxígeno” para la clase trabajadora ante las medidas que las derechas nos impondrían con las más peregrinas excusas, pues el programa económico de PP, Ciudadanos y Vox no es más que el enésimo blindaje de la clase alta a costa de la clase obrera revestido de propaganda nacionalista, racista y conservadora más o menos encubierta.

En estas circunstancias no nos queda más remedio que cerrar filas allí donde el nuevo gobierno defienda posiciones ventajosas para nuestra clase, pero sin olvidar que debemos reclamar avances mucho más profundos en nuestros derechos y libertades maltratados y mutilados durante décadas (no solo por el PP), apelando a su declarado carácter progresista.

En definitiva, la nueva legislatura abre una etapa política en la que han de evitarse por igual tanto la intransigencia reaccionaria  como el conformismo ingenuo hacia el Gobierno de centro-izquierda, pues si la primera nos convertiría en cómplices involuntarios de la ultraderecha, la segunda nos llevaría a la inacción acrítica igualmente beneficiosa para nuestros enemigos de clase.

En democracia el pueblo manda y el gobierno obedece.

Móstoles a 13 de enero de 2020

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .