Nissan cierra en Barcelona y Alcoa anuncia 500 despidos en San Cibrao


Los trabajadores de Nissan queman neumáticos a las puertas de la fábrica de Barcelona en protesta por el cierre. EP

La decisión de ambas empresas supone más de 3.500 despidos en total

Nissan ha comunicado ya a su dirección y al ministerio de Industria el cierre de su planta de montaje de Barcelona lo que supone el despido de, al menos, 3.000 trabajadores directos y dejar en el aire otros 20.000 puestos de trabajo indirectos. La compañía japonesa ha convocado este jueves a las 08.30 de la mañana una videoconferencia con sus trabajadores y sindicatos en la que presentará un plan de reestructuración y hará oficial la decisión que supone la salida de Europa de la compañía para replegarse a los mercados de Asia y Estados Unidos.
Nissan sí mantendrá en España sus factorías de Ávila –que transformó ya hace 2 años– y la de Cantabria –que se dedica a la fundición de piezas para la fabricación de motores–.

El cierre de la planta de Nissan en Barcelona es parte de un recorte de su producción que puede alcanzar el 20% del total de fabricación y de una deslocalización de la firma automovilística que abandona el continente Europeo.

Según han revelado a la SER fuentes negociadoras de ese plan de reestructuración, la decisión ha sido trasladada ya al ministerio de Industria que había asegurado que “Nissan Motor Ibérica es una empresa emblemática de nuestra industria y el Gobierno de España va a defender su capacidad industrial y a sus trabajadores“. Desde Industria aseguran que, a esta hora, no han recibido esta información y que esperan una comunicación oficial este jueves a primera hora.

Complejo y caro despido en Nissan

Los despidos en el caso de Nissan se van a encarecer porque parte de su plantilla se había acogido a los ERTE que comenzaron con el estado de alarma y que han permitido a la empresa ahorrarse el pago de buena parte de las cotizaciones sociales de los trabajadores.

Al anunciar estos despidos, el Gobierno podrá reclamar a Nissan que devuelva las exenciones a la Seguridad Social que han recibido lo que encarecería todavía más las rescisiones de contrato, es decir, que Nissan tendrá que pagar no sólo a los trabajadores sino también a la Seguridad Social por las cotizaciones que se le han perdonado.

Alcoa: 500 despidos

Alcoa también recorta su planta de Lugo en la que trabajan algo más de 1.000 personas. Esta empresa también prepara para mañana un golpe al empleo en su factoría de San Cibrao, en Lugo. La empresa ha citado mañana a las 12.30 de la mañana a su comité de empresa para comunicarles la decisión que implica, al menos, 500 despidos inmediatos y aboca al cierre la fábrica lucense, pendiente de aclarar todavía el destino de la otra mitad de la plantilla.

SER