“Queremos acoger” reclama un frente común en defensa de las personas migrantes


Una multitud protesta en Barcelona en contra de las políticas migratorias de la Unión Europea y contra la inoperancia de sus estados y gobiernos. Ha sido la manifestación más grande de toda Europa en favor de los derechos de las personas refugiadas, dicen los organizadores.

Muchisima gente. Puntualmente, a las 16 h, en el centro de la ciudad de Barcelona se han concentrado decenas de miles de personas para exigir que se abran las fronteras para que las personas que escapan de la guerra y la miseria puedan llegar a través de vías seguras y legales a los países que les pueden acoger.
Han participado cerca de medio millón de personas, según los organizadores. La Guàrdia Urbana en sus primeros cálculos había contabilizado 160.000. “Hemos hecho la manifestación más grande de Europa por los derechos de las personas refugiadas”, ha dicho Ruben Wagensberg, uno de los voluntarios que forma parte de la iniciativa “Casa Nostra, casa vostra” @volemacollir (Nuestra casa, vuestra casa “Queremos acoger”)organizadora de la multitudinaria protesta.

Él mismo ha hecho un llamamiento a la creación de un frente común de todas las instituciones catalanas y de la propia ciudadanía, para hacer de Catalunya una tierra de acogida. “Hemos de tejer un pacto social para acoger a las personas refugiadas”, ha defendido, y ha insistido en la idea que se ha podido escuchar a lo largo de toda la manifestación: “Basta de excusas. Acojamos ahora“. La otra voluntaria de la iniciativa, Lara Costafreda, se ha emocionado ante la multitud al recordar como una idea que surgió entre amigos voluntarios en los campos de refugiados de Grecia ha cabado dando lugar a una “gran marea azul” de personas en defensa de la acogida.

Es la respuesta de la sociedad catalana a la llamada de una organización, ‘Nuestra casa, es vuestra casa’ (‘Queremos acoger’)  formada por iniciativa de unos jóvenes, que imaginaron una gran movilización solidaria, se pusieron manos a la obra y han conseguido un apoyo multitudinario en pueblos y ciudades, en una gran cantidad de actos públicos, en el macroconcierto del pasado fin de semana en el Palau Sant Jordi y en la gran manifestación en la calle de este sábado.

Manifestants en solidaritat amb refugiats
Manifestantes en solidaridad con los refugiados. L.S. 

La marcha ha comenzado en el centro de la capital catalana, en la Plaça Urquinaona, y se ha dirigido hacia el Parc de la Barceloneta, junto al mar.

Bajo el lema “Basta excusas, acojamos ahora“, se ha formado una gran marea azul, formada sobre todo por gente joven y por familias con sus hijos de todas las edades, con el objetivo de evidenciar el rechazo de las políticas que provocan la conversión de Mediterráneo en un cementerio.

No más muertes, abramos fronteras” y “Catalunya, tierra de acogida“, han sido frases que se podían ver también en las pancartas que encabezaban la marcha.

Como han recordado los organizadores, en lo que va de año, ya han muerto 200 personas en las aguas del Mediterráneo y sólo en la tarde de este sábado, mientras se celebraba la manifestación, 400 personas han sido rescatadas frente a la costa de Libia -de las que 120 han desaparecido-. El barco de la ONG Open Arms, que rescata a las personas que intentan atravesar el Mediterráneo para llegar a Europa, se ha sumado a la protesta desde las aguas de la playa de Barcelona.

Obrim fronteres
Abramos fronteras, uno de los lemas de la marcha de solidaridad con personas que buscan refugio LS

“Ninguna persona es ilegal”, es la frase más coreada.

Entre las frases más coreadas a lo largo de la manifestación han destacado: “queremos acoger” o “ninguna persona es ilegal“. Ha sido una llamada de atención a todos los gobiernos de Europa, incluidos el español, el catalán e, incluso, los municipales. La gente ha pedido una acogida digna para todas las personas que llegan y ha reclamado respeto por los derechos de las personas que ya han recibido asilo en Catalunya. Una adolescente siria, de 19 años, se ha dirigido a la multitud para insistir: “que lleguen, pero que vivan bien también los que ya están aquí”. La refugiada ha recordado que en su país, en guerra desde hace más de cinco años, “el dictador que gobierna y el ISIS son dos caras de una misma moneda”. “No hay crisis de refugiados, somos víctimas de una guerra. Queremos democracia y volver a nuestro país “, ha dicho entre fuertes aplausos.

Se trata de una manifestación de las que se recordarán, con la que se pretende llamar la atención de toda Europa, en la que los dirigentes políticos se han abstenido de hacer gestos que pudieran parecer favorables a sus intereses partidarios. Ha sido la expresión de un clamor ciudadano y esto no lo ha discutido nadie. Ni banderas ni pancartas de partidos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha manifestado el deseo de que su ciudad “se convierta en la capital de la esperanza y de la defensa de los derechos humanos”

En declaraciones a los periodistas ha dicho que estaba “emocionada” por la gran cantidad de manifestantes y ha señalado que esta movilización puede ser el inicio de muchas más concentraciones en el resto de ciudades europeas.

La presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, ha pedido a las instituciones de la UE que cambien sus políticas “nefastas” para acoger a más personas. Precisamente, el Parlamento catalán aprobó el año pasado una resolución para acoger a más de 4.000 personas en Catalunya, aunque sólo han entrado unas 200. En la misma línea que la alcaldesa, Forcadell ha expresado su deseo de que más ciudades se sumen a la causa y, entre todas, cambiar las políticas migratorias de la UE.

El secretario de Migraciones de la Generalitat, Oriol Amorós, ha sido más contundente y se ha dirigido al Estado: “El Gobierno tiene que decir hoy que dará visados” a los refugiados que los necesitan, porque la gente “está muriendo”.

Público

Un comentario en ““Queremos acoger” reclama un frente común en defensa de las personas migrantes”

Los comentarios están cerrados.