“Amb Barcelona, davant la por”, comunicado de Socialismo Mostoleño


La ciudad de Barcelona ha sido golpeada por la garra sangrienta del terrorismo fanático dejando más de cien heridos y trece muertos en el momento de escribir estas líneas. Vaya por delante nuestro apoyo y nuestra solidaridad con las víctimas y su entorno.

El siglo XXI empieza a ser un siglo configurado alrededor de un enfrentamiento oriente-occidente que nos retrotrae a momentos históricos mucho más antiguos, que se basa en el nuevo reparto colonial del mundo tras la desaparición del contrapeso anticapitalista de la Unión Soviética. Tras su desmantelamiento, el capitalismo salvaje se lanzó a la rapiña y el saqueo de los territorios orientales que se habían convertido en referencias socialistas en el mundo árabe. Palestina, Siria, Libia, Egipto, Irak…

Las sospechosas “primaveras árabes” presentadas como levantamientos populares en un primer momento dieron paso a los bombardeos y las ocupaciones militares occidentales, encabezadas por Estados Unidos y secundadas por sus cobardes socios europeos. Hoy, los mismos que llamaron a arrasar países desarrollados y estables, lloran y se lamentan de que el terror haya cruzado el Mediterráneo, sin encontrar freno en la orilla sur. Ellos se llaman a sí mismos demócratas y nos recomiendan guardar minutos de silencio con caras muy serias.

El miedo no puede ser nuestra guía. Quienes se basan en el miedo para controlar a los trabajadores (sea a través de la religión, de la economía o de la política) deben encontrar la firmeza de una clase obrera solidaria con los suyos y firme contra los que la ataca.

El terrorismo fanático es una herramienta muy útil para sembrar el odio, reavivar el racismo y difundir el enfrentamiento entre trabajadores. Enfrentados somos débiles y eso es fundamental en las sociedades modernas, en las que la minoría dirigente no puede desatender el peligro cierto de que la mayoría decida tomar las riendas de sus destinos, sin intermediarios aprovechados.

Ha sido Barcelona como antes lo fue Madrid; ciudades obreras y resistentes que han soportado horrores mucho mayores y se levantaron orgullosamente una y otra vez. El fascismo español no pudo con vosotras, el fascismo islamista tampoco lo hará.

Comisión de Comunicación de Socialismo Mostoleño (SOMOS)
18 de agosto de 2017