Valencia: El tripartito gasta 366.000 euros en obras y actos por la II República


El PP cuestiona que se destinen 4.800 euros para dos placas que recordarán sesiones en la Lonja y el Consistorio durante la Guerra Civil

El Ayuntamiento de Valencia celebró el pasado 14 de abril el Día de la República colgando una pancarta que recuerda que capital de la II República.

Las distintas actividades, obras y publicaciones de libros relacionados con la II República y la conmemoración del aniversario de Valencia como capital de la misma han supuesto ya un gasto de 366.560 euros a las arcas municipales. Esta cantidad incluye también los 17.952 euros que costó el informe de la Universitat de València para el cambio de medio centenar de calles del cap i casal en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica.

El concejal del grupo popular Alfonso Novo destacó uno de los últimos gastos realizados, una resolución de la concejal de Cultura, Glòria Tello, para desembolsar un total de 4.849 euros en la compra de dos placas conmemorativas que se colocarán en la Lonja y el hemiciclo del Consistorio, que acogieron sesiones del Congreso en 1937.

Una parte del gasto (941 euros) servirá para que la Universitat de València realice sendos informes históricos de aquellas sesiones. Esto se pagará a través del convenio que mantiene el Ayuntamiento con la institución docente, mientras que los 3.908 euros para las placas se han adjudicado por contrato menor.

«El dinero de todos los valencianos que el alcalde Ribó se va a gastar podría destinarse a atender necesidades sociales que con toda seguridad son más prioritarias que la colocación de placas conmemorativas de la II República», señaló Novo.

Para el grupo popular el «suma y sigue en los gastos relacionados con la Guerra Civil es constante: publicaciones, exposiciones, actos con catering, restauración de refugios, conferencias, estudios, subvenciones, monolitos y placas, entre otros». El gobierno municipal ha apostado fuerte por las conmemoraciones de Valencia como capital de la II República y buena muestra de ello es la exposición de fotografías con paneles gigantes situadas en el hall de la sede consistorial, que reproducen los efectos de un bombardeo sufrido durante la Guerra Civil.

Sólo la restauración de dos refugios para salas de exposiciones ha costado 224.688 euros

«Son casi 400.000 euros los gastados por Ribó en este concepto, un dinero que se ha presupuestado y gastado en detrimento de otras acciones culturales, ayudas a los más necesitados o de inversiones en los barrios», reiteró el edil.

A su juicio «esta obsesión del alcalde por dividir a la sociedad en bandos, reviviendo continuamente la Guerra Civil, nos está contando muy cara a los valencianos. Los españoles, afortunadamente, conseguimos superar este enfrentamiento reconciliándonos a través de un proceso democrático que ha sido puesto como ejemplo en todo el mundo. Sin embargo, Ribó sigue anclado en el rencor y en el pasado». Ese mismo «sectarismo demostrado por el alcalde reiteradamente ha quedado también de manifiesto cuando se ha negado a limpiar la placa conmemorativa de la restauración del artesonado del Consulado del Mar sólo por el hecho de que en la misma aparece el nombre de Rita Barberá, quien fue alcaldesa de Valencia durante 24 años». Esta placa recuerda el nombramiento de la Lonja como Patrimonio de la Humanidad.

Las Provincias