Iglesias interviene la autonomía de Podemos Cataluña por su acercamiento a los independentistas


Pablo Iglesias dio este domingo por la noche un golpe encima de la mesa harto de la actitud de connivencia de Podemos Cataluña con el independentismo. El líder nacional de la formación morada ha decidido intervenir la autonomía de su organización en dicha comunidad con el objetivo de convocar un referéndum entre sus bases para decidir si concurren en coalición con el partido de Ada Colau en la cita del 21 de diciembre.

Este movimiento inédito por parte de la dirección nacional de Podemos pretende desterrar cualquier posible alianza con las fuerzas independentistas. Una puerta que abrió el sábado el secretario general de Podemos Cataluña, Albano Dante Fachin, y que este mismo domingo ha refrendado la dirección catalana de Podem, autorizando la apertura de una “ronda de contactos con las organizaciones políticas y sociales comprometidas con la defensa de los valores democráticos y del derecho a decidir del pueblo catalán y con la defensa de los derechos sociales”.

Sin embargo, esta y otras decisiones han colmado la paciencia de Iglesias, que ha apostado por intervenir directamente en el problema desautorizando públicamente a Podem, incrementando su enfrentamiento con Fachin y denunciando los últimos actos protagonizados por sus compañeros de filas en el Parlament de Cataluña.

Iglesias no destituye a Fachin ni nombra una Gestora en Cataluña pero sí le pasa por encima convocando una consulta entre los militantes para intentar hacer prevalecer los deseos de la dirección nacional. Que no son otros que ir a las elecciones de la mano del partido de los comunes de Ada Colau y Xavier Domènech, el previsible candidato de Catalunya en Comú.

De hecho, ya hay hasta pregunta para los inscritos: “¿Das apoyo a que Podemos se presente a las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña en coalición con Catalunya en Comú y las fuerzas políticas hermanas que no apoyan ni la declaración de independencia ni la aplicación del artículo 155, con la palabra Podem en el nombre de la coalición y la papeleta electoral?”.

Fuentes oficiales destacan la “valentía” y la “coherencia sin precedentes en la izquierda española de todos los tiempos” de Podemos con el problema en Cataluña pero justifican la intervención en que no pueden consentir “que se violente la voluntad de los inscritos” que les eligieron.

Así, destacan cinco comportamientos que, por su gravedad, les han llevado a intervenir el partido en Cataluña.

“Con motivo de la sesión plenaria del Parlament de Catalunya del pasado viernes, la dirección de Podem en Catalunya no informó a la dirección a Podemos del sentido de sus votos en la citada sesión en la que los diputados del los partidos independentistas votaron una declaración de independencia de Catalunya. La falta de información y el comportamiento de nuestros diputados en el desarrollo de la votación generaron una situación de intranquilidad en este órgano y en toda la Organización y dañaron nuestro prestigio político”, se explica. “Esta realidad contrasta con el comportamiento del jefe del grupo parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot y del coordinador de Catalunya en Comú que sí informaron en tiempo y forma del sentido de sus votos”.

El segundo motivo es que “tres de los cuatro diputados de Podem no votaron en contra de una de las dos resoluciones que hablaba específicamente de la Constitución de una nueva república catalana a partir de la votación del Parlament”.

El tercero es que la diputada Àngels Martínez “no votó en contra de la Declaración de Independencia y saludó públicamente la ‘nueva república catalana'” con un tuit que decía, “el BOE que diga misa: el presidente de la república catalana es Carles Puigdemont”

Otro de los motivos es que Anticapitalistas, una de las corrientes más importantes de Podemos y la que está ligado tanto Fachin como una mayoría de la dirección de Podemos Cataluña, ha reconocido mediante un comunicado “recogido por toda la prensa”, la “nueva república catalana”, “provocando incluso el desmarque público de algunas de las figuras más relevantes de esta corriente” como Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía, o el alcalde de Cádiz, José María González, ‘Kichi’.

Asimismo, la justificación que hace la dirección nacional para intervenir alude a que Fachin había declarado que podría ser una contradicción participar en las elecciones del próximo 21-D y que, además, abriese la puerta a formar un bloque “con otras fuerzas políticas”. En alusión a ERC, el PdeCAT o la CUP. O sea, los independentistas. Mientras que el contraste fue que la dirección de Catalunya en Comú “aclaró de inmediato que su formación no se presentaría a las elecciones del 21 con ninguna fuerza política independentista”.

EM