Aumentan los jóvenes que salen al exterior, hasta los niveles de 2010


Los emigrantes entre 20 y 29 años casi duplican a los que salían de la provincia antes de iniciarse la crisis económica

La provincia de Ourense alcanzó el año pasado uno de los picos de flujo migratorio de jóvenes entre los 20 y los 29 años a otros países en busca de un empleo y un futuro vital, según los datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística. De hecho, superaron los 400 emigrantes -403 en total-, rozando los 428 del año 2013, que continúa marcando el pico más alto desde que se inició la crisis económica.

De esta forma, se rompe lo que se anunciaba como una tendencia a la baja desde ese año, ya que en el siguiente ejercicio, en 2014, se redujeron a 307 los jóvenes que buscaron su futuro profesional en el extranjero.
Por otra parte, es un salto cuantitativo con respecto a los 256 que apostaron por la emigración en el año 2008, que marcó el comienzo de la crisis económica y de la nueva diáspora de jóvenes trabajadores al exterior.

Por sexos, los hombres ganan a las mujeres pero por muy poco -208 por 195- en el año 2015, manteniendo la tónica marcada a lo largo de los últimos ocho años.

En cuanto al destino preferido por esta nueva emigración, los países de la Unión Europea se llevan a la inmensa mayoría. En 2015, fueron un total de 220 jóvenes los que optaron por encontrar trabajo en los países comunitarios, mientras que la cifra descendía de forma notable cuando se habla de los países sudamericanos -los segundos en orden de preferencia con 79 inmigrantes procedentes de la provincia- ocupando la tercera plaza los países de América del Norte (42 emigrantes). Estas cifras reflejan un notable cambio de tendencia respecto al año 2008, cuando el número de jóvenes que se dirigían a países de la Unión Europea (115 en total) y los que optaban por Suramérica (101) era prácticamente equivalente.

La Región