Carlos del Río se desvincula de Podemos cargando contra la formación


La cabeza visible de los inscritos en Ferrol compara el partido con un «frenopático de esquizofrénicos»

El ferrolano Carlos del Río, cabeza visible de los inscritos de Podemos en la ciudad, anunció su desvinculación del partido por el que intentó convertirse en secretario general a nivel municipal. Lo hizo firmando el «acta de defunción de Podemos» y entre duros descalificativos contra el partido de Pablo Iglesias, al que calificó de «dictador» y sus responsables, «niños pijos avalados pola organización».

Del Río compareció acompañado por Eladio Medel, miembro del comité de garantías que en la rueda de prensa celebrada en Sargadelos también se desvinculó jurídicamente de este organismo, y de otros exinscritos en Podemos: la ferrolana Matilde García y el exsecretario municipal de Podemos en Valdoviño, Ricardo Castro, que se dio de baja del partido tras las autonómicas.

Carlos del Río manifestó que Podemos se ha convertido en un «parque infantil» y en «frenopático de esquizofrénicos», y censuró la «caza de bruxas» que, aseguró, se impulsó contra él desde los órganos centrales de Podemos. Aseguró que seguirá siendo presidente de Ferrol en Común, la coalición que gobierna la ciudad y compuesta hasta el momento por miembros de Esquerda Unida, Anova e inscritos en Podemos a título individual, y que él seguirá dentro de esta formación pero ya como independiente. Quien sí continúa de momento dentro del partido de Pablo Iglesias es el concejal Luis Victoria, que acudió como público a la comparecencia.

El ya exmiembro de Podemos señaló que no está pensando en fundar un nuevo partido, pero advirtió a la dirección del partido de que no regalará el trabajo realizado, «que o teña claro o ‘establishment’», advirtió a unos «aprendices de políticos» a los que responsabiliza de que Rajoy y Feijoo sigan gobernando por la falta de estrategia de los podemitas.

También arremetió contra Ramón Espinar, al que felicitó por su triunfo en las primarias madrileñas: «Os fillos de papá teñen a sorte de ter un papá con tarxetas black e a outro que o apadriña para ser responsable de Podemos en Madrid».

La Voz de Galicia