No solo es Trump: Los seis muros que separan a los españoles, por Jesús Martín


Desde que cayó el de Berlín se han levantado en el mundo otros muros no menos vergonzantes, los españoles en Ceuta y Melilla

Los otros muros de España, no sólo los físicos
Los otros muros de España, no sólo los físicos

Pero no son los únicos. En los últimos años se han erigido una serie de vallas de separación entre ciudadanos. Muros invisibles, pero igual de segregadores. En la última semana han aparecido datos que apuntalan los que se han elevado en la España de Rajoy:

1Corrupción

Es solamente la percepción lo que mide Transparencia Internacional, pero sitúa a nuestro país en el desagradable nivel de los considerados bastante corruptos. Según los datos de esa organización, España ha alcanzado su peor registro en la clasificación mundial y se ha situado en el puesto 41, muy alejado de países cercanos como Reino Unido o, sobre todo, Dinamarca, que lidera la lista de los honrados. ¿Y qué es lo que divide a los españoles? Pues los resultados electorales y los sondeos. Politólogos de prestigio consideran una aberración que el Partido Popular, paradigma de la corrupción, fuera el más votado en las últimas elecciones mientras, según el CIS, el 47,5 de los españoles considera la corrupción el segundo mayor problema del país.

2Riqueza

El 10 por ciento de los españoles acumula el 52,8 de la riqueza del país, según datos publicados esta semana por el Banco de España. Más de la mitad pertenece, por tanto, a unos pocos. Mientras, de manera global, la riqueza de las familias descendió un 22,1 por ciento entre 2011 y 2014. Todos un poco más pobres, pero con un reparto absolutamente desigual.

3Nueva política

Lo estamos viendo estos días, pequeños muros ideológicos separan a políticos de nuevo y viejo cuño, especialmente en los partidos de izquierdas, y facilitan la continuidad de la derecha en el poder. Pero el gran muro es el que emergió en las tres últimas citas electorales. PP y PSOE perdieron más de cinco millones de votos de promedio y se confirmó el fin del bipartidismo, al menos por el momento. Este muro no divide a España por la mitad, pero la desconfianza que millones de ciudadanos han mostrado hacia los llamados “partidos tradicionales” ha creado una separación que tiende a afianzarse.

4Paro

Todo un clásico en nuestro país generando muros. El principal es que una mitad de los españoles conserva un puesto de trabajo más o menos decente mientras la otra se divide a su vez entre los que no tienen empleo o es como si no lo tuvieran, porque sus salarios son tan exiguos que no les permiten ni pagar sus facturas, especialmente las energéticas en este frío invierno. Los supuestos buenos datos de la EPA publicada esta semana no han podido ocultar que el número total de asalariados haya descendido en 19.200 personas con respecto al trimestre anterior. En nuestro país trabajan 18 millones y medio de personas mientras que algo más de 15 millones en edad de trabajar, de 16 a 65 años, no tienen trabajo y una buena parte ni siquiera lo busca.

5Acceso a Internet

A este muro se le denomina “brecha digital” y es el único que ha descendido su altura últimamente. Según un estudio de Telefónica, más de 22 millones de españoles acceden a Internet a diario y el número de internautas de entre 55 y 64 años ha superado el 60 por ciento. La sociedad de la información no es solo la del teléfono móvil o las redes sociales sino también la que exige habilidades para acceder a la Administración de Estado, por ejemplo. Destruir ese muro es imprescindible para que funcione la igualdad de oportunidades.

6Edad

El último, pero no menos importante muro de separación entre españoles. En este caso, de carácter transversal. Los sociólogos lo sitúan en torno a los 45 años y divide a los ciudadanos entre quiénes han perdido o ganado poder adquisitivo, con los más ancianos como ganadores gracias a las pensiones. También en cuanto al paro pierden los jóvenes, con el 40 por ciento de los menores de 25 años sin empleo, doblando la media europea. Y ello explicaría los motivos de otro muro, el de la política, con el apoyo mayoritario al PP de los mayores de 65 años y a los nuevos partidos entre los menores de 45. Así las cosas ¿Quién dijo muros Sr. Trump?

*Jesús Martín es periodista.

El Plural