Casi un millón de accidentes laborales en los ocho primeros meses del año


La mala calidad del empleo y la falta de prevención en las empresas están aumentando la siniestralidad laboral.

Un total de 873.738 accidentes laborales se han producido en los ocho primeros meses del año en nuestro país, un incremento de 26.545 accidentes (3,13%) que el mismo periodo del año anterior.

Así lo refleja el informe “Accidentes de Trabajo de Enero a Agosto de 2017” elaborado por UGT, que señala que, del total, 385.417 accidentes laborales causaron baja, lo que supone un aumento del 5,7% en relación al año anterior.

La primera causa de accidentes de trabajo con baja son los sobreesfuerzos físicos sobre el sistema musculo esquelético, con 125.335 casos, consolidándose así los trastornos musculo esqueléticos como la primera causa de baja laboral en nuestro país.

Además, el informe refleja que, a pesar de que se han mantenido los accidentes mortales en este periodo, respecto al anterior, resulta preocupante que aumenten los ocurridos durante la jornada laboral (un 5,6% más), lo que indica que existe una falta de implementación de medidas preventivas en los centros de trabajo.

El sindicato exige a las empresas “más y mejores medidas y planes de prevención” en los centros de trabajo, con el fin de reducir los accidentes laborales y las enfermedades profesionales, y que se conciencien de que la prevención no es un gasto, sino un activo muy importante en la empresa.

Y al Gobierno, le reclama mejores políticas de empleo, ya que la mala calidad del mismo (el que se crea es temporal y precario), junto con la falta de medidas preventivas, especialmente en los sectores de construcción y servicios, se están convirtiendo en el caldo de cultivo que alimenta el aumento de la siniestralidad laboral año a año en nuestro país.

Además, desde el sindicato exigen mayor diligencia en el tratamiento de las sentencias sobre los casos de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, ya que las víctimas y sus familias tienen que ver cómo el tiempo medio de espera es de más de seis años y medio desde que se produce el accidente hasta que se dicta sentencia, según el Ministerio Fiscal.

En este sentido, hasta el Fiscal General del Estado ha pedido al Gobierno que actúe para solucionar este problema, aprobando leyes para que los tiempos de espera disminuyan considerablemente. Casi siete años de espera son demasiados para seguir prolongando el sufrimiento de las víctimas y sus familias.

Nueva Tribuna